martes, 19 de mayo de 2009

TRASTORNO DE LA AFECTIVIDAD




AFECTO: definido el afecto como el tono emocional, placentero o displacentero, que acompaña toda idea, y tomando como sinónimos “humor” y “afecto”.

Encontramos que el trastorno del afecto se clasifica de la siguiente manera:

TRASTORNOS CUANTITATIVOS 

Por aumento del tono afectivo: euforia, júbilo, exaltación, éxtasis, hipomanía, manía.

Por déficit en el tono afectivo: apatía, miedo, ansiedad o angustia, pánico, depresión, melancolía, atimia.

TRASTORNO CUALITATIVO

Por la Calidad Del Afecto: tenacidad, labilidad emocional, incontinencia afectiva, disociación ideo-afectiva, ambivalencia, perplejidad, anhedonia, afecto inapropiado e inadecuado, afecto insuficiente, catatimia o des realización.

Trastornos Cuantitativos del Afecto: han sido divididos en 2 grupos; los ocasionados por aumento en la intensidad del humor y los originados en un déficit de la normalidad afectiva.

TRASTORNOS OCASIONADOS POR UN AUMENTO DEL TONO AFECTIVO

Euforia: es la disposición de ánimo hacia el optimismo y la alegría; es un sentimiento generalizado de bienestar que impregna la conducta del individuo, se torna patológico a medida que disminuye el juicio de realidad, el eufórico no es capaz de ver lo malo y sus errores los pasa por encima al momento de juzgar.

  • Jubilo: es un estado afectivo en el cual “el paciente irradia un aire de gozo y confianza en si mismo, su actividad motor está exagerada, aun cuando las circunstancias no sean propicias”.

 

  • Exaltación: “es un jubilo intenso con actividad de grandeza”, como sucede en los pacientes con enfermedad maniaca o como puede apreciarse en algunas ceremonias religiosas.

 

  • Éxtasis: en la alegría excesiva e incontenible con suspensión de toda actividad voluntaria y de las funciones sensoriales mentales.

 

  • Hipomanía: se trata de un síndrome conformado por euforia, superabundancia de ideas.

 

  • Manía: es un síndrome caracterizado por una exaltación afectiva que puede llegar incluso al éxtasis todos los fenómenos intrapsiquicos y del comportamiento.


TRASTORNOS ORIGINADOS EN UN DÉFICIT DEL TONO AFECTIVO

  • Apatía: es un estado de indiferencia provocado por perdida de la afectividad, con ausencia de reacción frente a los estímulos habituales de la actividad psíquica y a la que suele unirse un componente asténico o de inercia física.

 

  • Miedo: clásicamente se ha definido como una reacción de temor ante un peligro real externo.

 

  • Ansiedad: se ha definido como un estado desagradable, vivenciado como inquietud, sentimiento de amenaza y temor definido, sin que exista una causa desencadenante en el medio ambiente.

 

  • Pánico: es la desorganización de la conducta sobre una base de inseguridad prolongada e intensa.

 

  • Depresión: es un síndrome caracterizado por un sentimiento de tristeza acompañado de un grado variable de inhibición psicomotora y de la vivencia del dolor moral que semiologicamente  se encuentra en ideas de culpabilidad.

 

  • Melancolía: aquí la sintomatología depresiva alcanza la máxima profundidad, con alto riesgo de suicidio.

 

  • Atimia: es definido como la abolición total de la afectividad y se encuentra en los pacientes con retardo mental y demencia profunda.


TRASTORNOS CUALITATIVOS DEL AFECTO

Este grupo de trastornos se refiere a la calidad del afecto y son los siguientes:

  • Tenacidad: es la persistencia y la fijación patológica de determinados estados de afectivos, en forma más o menos prolongada o permanente.

 

  • Labilidad: consiste en bruscos y repentinos cambios en el tono afectivo sin que existan motivos aparentes desencadenantes.

 

  • Incontinencia Afectiva: consiste en una manifestación de incapacidad para contener los estados emocionales desencadenados por cualquier estimulo aun los de pequeña magnitud.

 

  • Disociación Ideó afectiva: es la separación inconciente entre la idea y la carga afectiva ligada de ella.

 

  • Ambivalencia: constituye un estado afectivo especial en el cual el individuo experimenta en un instante sentimientos opuestos hacia una misma persona u objeto.

 

  • Perplejidad: es un estado muy particular que se puede observar en la confusión mental, cuando el compromiso de la conciencia no permite al paciente darse cuenta de su situación y de lo que sucede en su entorno.

 

  • Anhedonia: se define como la ausencia total de agrado o desagrado por realizar actos o experimentar vivencias que regularmente despiertan alegría.

 

  • Afecto Inapropiado: es la falta de concordancia entre el afecto y el estimulo.

 

  • Afecto Insuficiente: se caracteriza por una sensibilidad insuficiente respecto a las experiencias que en estados normales ocasionan placer o dolor emocional.

 

  • Catatimia: es un estado afectivo intenso que produce alteraciones en la concepción de la realidad externa mediante la falsificación de juicio.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada